¡ÉNTRELE SENADORA! ¡NO NOS DEFRAUDE! DEMUÉSTRENOS QUE ASÍ COMO RONCA, MUERDE (¿O CÓMO ES?)

Una oportunidad de oro tiene en sus manos la poli cromática senadora Marybel Villegas Canché, para demostrarle a los quintanarroenses que entre el cerebro y la lengua tiene también hilos conductores de ideas inteligentes y no sólo de las torpes bravuconadas que le conocemos.

La activista de derechos humanos y coordinadora general de la Red de Organismos Sociales en Acción Climática, (ROSAC), Guadalupe Benavides Zapien, le ha lanzado públicamente a la neo morenista Marybel Villegas un reto para debatir sobre autoridad moral, que es un tema en el que debe ser una experta para como crítica y cuestiona la moralidad de todos los que considera adversarios políticos.

La retadora, quien ayer le hizo la propuesta a la senadora y este miércoles la oficializó a través de una carta-invitación que le envió, plantea, de aceptar aquella, que debatan sobre qué es la moral y qué significa tener autoridad moral; qué entiende cada una sobre el decálogo del presidente López Obrador y cómo lo pueden aplicar entre la sociedad y entre los Poderes de la Nación y del Estado.

Suponemos que como con tantos años en el oficio político Marybel Villegas le lleva bastante ventaja a la modesta activista, no le debe suponer ningún problema aceptar el reto y demostrarle a los quintanarroenses, a los que dice defender de los malos gobiernos, de qué madera está hecha. Que así como ronca, duerme. Y a como ladra, muerde.

Si Marybel Villegas sabe acaso qué es la moral o cómo se come, que responda y dé la cara en este sencillo y democrático ejercicio. Nos gustaría escucharla.

Si Marybel Villegas tiene autoridad moral como tanto lo pregona, que hable, que debata sobre el tema abiertamente y sin miedo, así como lanza sus furibundos vídeos contra sus enemigos imaginarios y ordena sus ataques embozados contra periodistas en las redes sociales.

Si Marybel Villegas es digna representante nuestra en el Senado y no sólo lo ocupa como un escaño más para obtener privilegios políticos y económicos (como hizo en el PRD, PAN y PRI antes de “chapulinear” a Morena), que saque la casta y asuma esa que es también una responsabilidad social suya, la de informarnos sobre sus actos como legisladora y no nada más como “madreadora” profesional.

Si a Marybel Villegas no le falla todavía la memoria con tantos brincos entre partidos, que nos explique por qué hoy acusa al Gobierno de querer endeudar al estado, cuando ella, como diputada del PRI, de manera servil le aprobó en el Congreso al ex gobernador Roberto Borge un préstamo por 4 mil 984 millones de pesos, que se fueron a la deuda pública.

Si Marybel Villegas realmente es coherente ente lo que dice ahora y lo que hizo en su nebuloso pasado, que explique cómo puede hablar con tanta ligereza de inmoralidad cuando también le autorizó a Borge -después- otros tres préstamos por 14 mil 727 millones de pesos, que dispararon la deuda pública del Estado a niveles brutales.

Si Marybel Villegas desea que en verdad creamos en sus peroratas sobre su lucha contra la corrupción, que ponga sobre la mesa el tema de la aprobación que igual, sin rubor alguno como diputada de los partidos que hoy dentellea tan ferozmente, hizo a los Ayuntamientos de Solidaridad y Othón P. Blanco, por mil y 320 millones de pesos, respectivamente. Porque en ninguno de esos casos se preocupó de que se estaban endeudados los Municipios.

Si Marybel Villegas acaso tiene decencia y decoro político como tanto asegura, que informe en dónde quedaron los más de mil millones de pesos que la empresa Aguakán entregó al Gobierno de Beto Borge para que sus fieles y serviles aliados en el Congreso -ella ahí estaba y firmó a favor- le aprobaran una leonina extensión de 50 años por la concesión del servicio de agua potable.

Si Marybel Villegas es inmaculada y su plumaje no se ha embarrado en todos los loderos escenarios que ha pisado antes de “purificarse” -jura ella- en Morena, que explique cómo es que en tan pocos años en la política ha acumulado una fortuna de más de 80 millones de pesos en cuentas y propiedades; por qué alejada de la austeridad republicana que pregona AMLO vive en uno de los residenciales más lujosos y exclusivos de Cancún; por qué se compra y usa vehículos de lujo importados, contrario a la ideología que dice defender; que diga cómo obtuvo los terrenos y casas que ha comprado en Yucatán, así como fue que a su esposo le regalaron una Notaría en aquellos “malos gobiernos” a los que tanto sirvió.

¡Éntrele al debate senadora! ¡No le saque! ¡Demuéstrenos que sabe lo que es moralidad y calle así, con valentía y pundonor, todas las bocas que dudan de su pulcritud!

¡Tome ese toro por los cuernos! ¡Ahora es cuándo! ¡Enséñenos que de su boca también puede brotar algo más que groserías y vulgaridades!

El balón ya está en su cancha. Si no lo patea, perderá mucho más que vergüenza, si es que acaso aún conserva un poco.


Suscripcion a nuestras Edicion

© 2017 ASPECTOS WEB DESIGN