CASINO RED INTENTA SOBORNAR A DELEGADO DE FONATUR RAUL BERMUDEZ. PARA OBTENER CONCESION SOBRE ZH.

SERGIO JACINTO GIL GARCIA, propietario de la marca casino red. es muy conocido por estar involucrado en temas obscuros y al margen de la ley, este es el caso concreto de una concesión y/o anuencia que pretendían obtener del DELEGADO REGIONAL DE FONATUR CANCUN, el C. RAUL BERMUDEZ para colocar unas pantallas gigantes afuera del HOTEL GRAND OASIS PYRAMID ZONA HOTELERA, para lo cual requerían de parte de FONATUR CANCUN, una anuencia para poder terminar dicho trámite, por lo cual GIL GARCIA envió en avanzada a su mano derecha y brazo ejecutor GERARDO DELGADO y trato de contactar a dicho delegado RAUL BERMUDEZ, obteniendo un “no” como respuesta ya que no había para esa zona autorizaciones, fue entonces que el C. GERARDO DELGADO ofreció en efectivo la cantidad de $250,000.00 100 (doscientos cincuenta mil pesos 00/100 mn) para ablandar ese NO y convertirlo en un SI, pero no contaban con la rectitud del delegado Bermúdez, quien les hizo ver lo delicado de tratar de sobornar a un servidor público y las penas en las que incurrían. Por lo que el multicitado GERARDO DELGADO, no le quedó más remedio que desistir de su intento de sobornar a un servidor público y marcharse del lugar.

OTROS CASOS DE EXTORSION Y FRAUDES RELACIONADOS A SERGIO JACINTO GIL GARCIA:

El alcalde Ricardo Villarreal, dijo durante una declaración, que el nuevo centro de apuestas que busca instalarse en la Plaza Real del Conde pertenece a la empresa Petolof, S.A de C.V, que tiene su sede en Monterrey, Nuevo León y es representada por David Cantú Murillo, según está registrado ante la Secretaría de Gobernación (Segob).

Petolof es socia de la empresa Urban Publicity, S.A. de C.V. dirigida por Sergio Jacinto Gil García y Sergio de Jesús Gil Valdez, que según Dirección General de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación (Segob), son operadores de los casinos Miravalle Palace, Red Casino (en Monterrey) y el Rivera Grand Casino en Quintana Roo.

En el 2011, se publicó el caso en el que Red Casino, operado por la empresa que busca instalarse en San Miguel de Allende, estuvo involucrada en el llamado «Queso-Gate», cuando Jonás Larrazabal, hermano del entonces alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal, recibía dinero de un casinero a quien supuestamente le vendió quesos, lo que provocó el cierre del lugar que pretendieron abrir el pasado 15 de febrero y volvió a ser cerrado.

«Hace unos días tuvimos el conocimiento de parte de la Secretaría de Gobernación de la autorización de un nuevo casino para la Plaza Real del Conde y que pertenece a la empresa Petolof, de Monterrey. No tenemos expediente y hay una nuevamente una opinión favorable por parte del ex alcalde (Trejo) para el lugar».

Villarreal dijo que esperarán a que los propietarios se pongan en contacto con ellos y exhibían los permisos para entonces proceder con las acciones necesarias.

«Siempre he dicho que somos respetuosos de las leyes, pero hay anuencia y faltan algunos permisos, por lo que esperaremos que se nos muestren para entonces determinar lo que procede. Es una incongruencia de la administración pasada esto que está ocurriendo».

Indicó que por lo que sabe, son centros de juego y no casinos los que quieren ponerse en la ciudad.

«Pero somos respetuosos de la ley; el Congreso hizo una reforma para prohibirlos y no podemos autorizar nada que no esté en orden. Iremos siempre en contra de estos lugares», dijo.

Por otro lado El gobierno de Nuevo León inició una búsqueda internacional para establecer la ubicación de Sergio Jacinto Gil García, dueño de Casino Red, a fin de que esclarezca su relación laboral con el Casino Royal, siniestrado el 25 de agosto y en donde 52 personas murieron.


13 vistas

Suscripcion a nuestras Edicion

© 2017 ASPECTOS WEB DESIGN