COMENTARIO AL VUELO (el llamado de atención)

Ni sorpresa ni datos escondidos; la deuda de Quintana Roo está publicada en la página de la Sefiplan y ahí ha estado de manera permanente. El equipo de gobierno entrante deberá tener mayor pericia a la hora de revisar la situación real del estado, pues la impericia en la labor, pueden comprometer el discurso de la mandataria entrante.


Si, la administración saliente insistió siempre -en el discurso- que las finanzas estaban saneadas y que se había disminuido la deuda; pero los estados financieros siempre dijeron otra cosa. Por eso el escribiente y un grupo de periodistas siempre insistimos en que debían revisarse los documentos, antes de asumir como ciertas las cifras usadas en campañas publicitarias.


Además, desde mayo pasado, consultores como Iván Hernández Pacheco graficaron los datos y los hicieron públicos. En el programa Periodismo Entrelíneas, que hacemos a través de cinco plataformas digitales y en el que participan -además del redactor de estas líneas- José Hugo Trejo, Javier Chávez, Flor Tapia Pastrana, Francisco Javier Hernández y Graciela Machuca Martínez, hemos dado puntual seguimiento al tema de la deuda… los datos siempre han estado ahí.


¿Qué ocurrió? ¿Acaso el grupo de entrega-recepción se quedó sólo con lo presentado por el gobierno saliente? ¿Fue un acto de buena voluntad o creyeron en las campañas publicitarias? Por cierto en cuestión de días, debe publicarse la nueva actualización de los estados financieros, con corte al mes de septiembre, el último del gobierno de Carlos Joaquín González, habrá que ver si hubo alguna modificación real, en la recta final de su administración, o sólo fueron campañas publicitarias.


¿Cuál debiera ser la lección? En realidad son muchas, pero la más importante es para los que ya gobiernan. La revisión deberá ser a fondo, sin pretender que hay ”buena voluntad y cooperación” en la entrega, pues al final los datos estuvieron siempre ahí, aunque las miradas hayan sido deliberadamente distraídas hacia otro lado.


Ojo, porque ya son responsables de lo que hagan o dejen de hacer. Si no se revisa a detalle y se aplican los correctivos necesarios, será posible echar mano de ”la vieja confiable” discursiva de “nos dejaron un cochinero”, pero será poco creíble; más aún, cuando siempre se habló de coordinación plena en la entrega y se destacó incluso la utilización de la tecnología para que, todo aquello que pudiera ser irregular, sea identificado y, además, en el corto tiempo.


Valiente es la postura de la gobernadora Mara Lezama Espinosa, al revelar los pasivos, pues eso la libera de culpa, pero además es reconocible que asuma la responsabilidad de atenderlos, siempre y cuando los gastos estén debidamente sustentados.


Por último, al equipo de recepción y los que vienen llegando al gobierno, échenle ganitas, porque hay que apoyar a la gobernadora… y sobre todo, no hay que “tragarse ningún sapo” que no se haya engendrado como propio mal, sino que son perniciosas herencias… hasta ahí…


Pd. le dejo el link de la página de Sefiplan… ahí los datos y las fechas…

http://www.sefiplan.qroo.gob.mx/dpublica/informe_deuda.php


Fuente: Julián Santisteban.


41 visualizaciones0 comentarios