GABRIEL MENDICUTI DE IR EN CABALLO DE HACIENDA, PODRÍA DESCARRILARSE Y PERDERLO TODO.

Podría descarrilarse la campaña de Gabriel Mendicuti Loria, ex alcalde de Solidaridad (Playa del Carmen), toda vez que pareciera ir en caballo de hacienda abanderado el Partido Fuerza por México en el municipio caribeño.


Tras la nefasta administración de Laura Beristaín, la fallida candidatura de Cristina Torres, le enorme grieta que ha causado la división en MORENA tras la designación de candidaturas, la flaca caballada del PRI y del propio PAN, lo endeble del PRD y muchos otros factores, inciden en que el candidato medianamente mejor posicionado y que más cohesión genera en los grupos hegemónicos del municipio es Gabriel Mendicuti Loria, sin embargo el granito en el arroz es un personaje cercano, muy cercano, que no solo no conoce los avatares de la política caribeña, sino que también es una ficha más de Graco Ramírez, quien lo perdono durante su periodo como gobernador y lo hizo su aliado.

Se trata ni más ni menos que otro oriundo del estado de Morelos, el aludido Nelson Torres Mondragón, quien fuera tesorero municipal de Cuernavaca durante el periodo 2009-2012 fue detenido por elementos de la Procuraduría General de la República (PGR) en Quintana Roo a mediados del mes de marzo del año 2016 y trasladado a Morelos, donde fue sometido a proceso por presunta defraudación fiscal.


Tras su detención justamente en este polo turístico Quintana Roo, el exfuncionario y ahora asesor de campaña de Gabriel Mendicuti, fue trasladado al penal más grande de Morelos, ubicado en el poblado de Atlacholoaya, en el municipio de Xochitepec.


Torres Mondragón trabajó en la gestión de Manuel Martínez Garrigós, misma que fue completada por el alcalde suplente Rogelio Sánchez Gatica.


En ese periodo se contrató un crédito por 600 millones de pesos para realizar diversas obras públicas, sin embargo, las condiciones de contratación de ese crédito fueron muy desventajosas para el ayuntamiento y con amplias ventajas para el acreedor: Banbajío, aunado a esto la deuda se hizo inmanejable, por lo que para el último tramo de la administración fue necesario contratar dos créditos más: uno por 300 millones de pesos con Bancomer, y otro por 53 millones de pesos con una empresa llamada Padimex.


Ambos habrían sido manejados de manera discrecional, por Nelson Torres Mondragón, el primer crédito tenía como objetivo refinanciar la deuda de Banbajío, sin embargo, los 300 millones de pesos que salieron de Bancomer, nunca llegaron a su destino.


No se tiene idea exacta de cuántos de esos recursos sí llegaron a la renegociación de la deuda y cuántos se destinaron a otros fines. La entonces regidora priista Vera Sisniega, y el entonces gobernador electo Graco Ramírez, denunciaron por separado que se habían destinado a apoyar las campañas electorales priistas de 2012. A finales de 2011 Manuel Martínez Garrigós dejó la alcaldía para buscar la candidatura a gobernador por el PRI, misma que perdió frente a Amado Orihuela Trejo, a la postre candidato perdedor frente a Graco.


Aunado a esa detención que después fue negociada, se le sumo otra denuncia ante la Fiscalía General de Justicia de Morelos, en la que se acusa a Sánchez Gatica y Torres Mondragón de haber retenido las cuotas de alrededor de mil 200 trabajadores del ayuntamiento de Cuernavaca, mismas que nunca fueron entregadas al Instituto de Crédito de los Trabajadores del Estado de Morelos.


El monto de esas cuotas asciende a más de 86 millones de pesos y a la fecha se ignora su destino. En este caso también estaría involucrado el recién nombrado titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Morelos, Jorge Arturo Olivares Brito, quien ocupaba entonces la Oficialía Mayor del ayuntamiento.


Pues bien, este personaje que vuelve a Quintana Roo, ahora está coordinando la campaña de uno de los candidatos que más posibilidades tienen de ganar, por lo que el electorado Playense ya se muestra preocupado, dado que han sufrido en este último trienio por los desfalcos, la soberbia y los robos al despoblado de Laura Beristaín y familia, como para que venga otro personaje del Estado de Morelos a merodear y tratar de meter la mano en las arcas municipales.


Es evidente que esto no ha pasado desapercibido entre muchos grupos políticos que están apoyando a Gabriel Mendicuti, por lo que todas esas alianzas políticas y empresariales que cultivo e hizo crecer durante su gestión como alcalde de Playa del Carmen, podrían romperse y venirse abajo su campaña.


Fuente: Alfredo Griz.



Entradas Recientes

Ver todo