“IMPONE EL “NIÑO VERDE” A MARCIANO DZUL PARA HACER NEGOCIOS TURBIOS.

El candidato del “Niño Verde”, Marciano Dzul Caamal, pretende seguir disfrutando de las mieles del poder. “El Cartel del Despojo”, desnudado públicamente por el periodista Carlos Loret, donde evidencia a los principales líderes del Partido Verde como miembros activos, se ha enquistado en Morena y en poco tiempo acabarán con la cuarta transformación de Andrés Manuel López Obrador.


Sus “Lauras”, su “Mara”, su “Marciano” y su “Juan”, están muy lejos de pretender servir a la sociedad. Todos tienen denuncias públicas de utilizar el poder para enriquecerse y corromper. Ellos se mueven por compadrazgos e intereses económicos. Son candidatos de una cúpula empresarial partidista que solo buscan seguir lucrando y obtener más recursos del sistema político.


El terrateniente Marciano Dzul es ahora considerado como el político millonario. Ha sido uno de los gobernantes que más daño le ha hecho a Tulum a través de sus “incondicionales” Martín Cobos, David Balam y su propia hermana Romualda Dzul Caamal, a quienes impulsó como alcaldes en su momento.


La estela de corrupción de Dzul Caamal va desde corrupción en la venta y compra de terrenos ejidales, enriquecimiento inexplicable e irregularidades financieras en las gestiones administrativas de todos sus incondicionales, incluyendo su hermana que gobernó de 2016 al 2018. Según indicios de una fuente del municipio de Tulum, tiene en su haber por lo menos 18 terrenos de alta plusvalía, todos ellos adquiridos del 2009 al 2019.


El tema del relleno sanitario municipal, para el cual se destinó un terreno de su propiedad, lo compró como presidente y lo vendió como ejidatario, la inversión fue de unos 20 millones de pesos. A la corrupción millonaria de Dzul Caamal a las finanzas públicas municipales, durante su trienio y la de sus “amigos” y hermana, se le suman señalamientos de invasiones, abuso de poder y de asuntos relacionados con homicidios, como el del periodista Alberto Velázquez.


Ahora va por los negocios que arrojará “El Tren Maya” y el Aeropuerto de Tulum. No piensa en los tulumnenses, piensa en vengarse de sus enemigos y en servirle al Partido Verde en sus negocios. Al menos eso es lo que se percibe.


Fuente: Luis Gamboa.



66 vistas0 comentarios