LA CANDIDATA DE JOSÉ LUIS PECH, DESCONOCIMIENTO O COMPLICIDAD, LA REALIDAD DE ANAHÍ GONZÁLEZ.

Como un ave de mal agüero y con todo el veneno y todo lo podrido que representa José Luis Pech en el estado, finalmente Anahí González arranca campaña para diputado federal por el Distrito II con cabecera en Chetumal y mismo que abarca los municipios de Othón P. Blanco, Bacalar, Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos, todos del sur del estado.


La ex regidora de Cancún, quien fatídicamente y por cabildeo e instrucciones de José Luis Pech la hicieron líder de MORENA en Quintana Roo, ahora quiere representar al sur del estado, ni más ni menos que la zona más atrasada y rezagada en todos los aspectos.


Irónicamente, no hizo nada por los graves problemas de la zona norte, en este caso, Cancún, que era el municipio que le tocaba representar, no hubo una sola acción contundente por el vapuleado, defenestrado y violento municipio caribeño.


Anahí González, literalmente no hizo nada de lo que pueda vanagloriarse en Cancún, no defendió el fideicomiso para la promoción turística, ni a los prestadores de servicios turísticos, no cambio en nada la realidad de ese municipio, muy por el contrario, contribuyo con su silencio cómplice y con sus artimañas a desgraciarlo aún más, la pequeña roedora que coloco José Luis Pech, no sabe ni se ha dado cuenta que se legisla y se gobierna con hechos y acciones específicas y contundentes, no con débiles pronunciamientos, con silencios, con cohechos y con complicidades, ese es su gran error y su grave falta para con Quintana Roo, en general.


Las cuestiones ecológicas durante toda su gestión se desbordaron, más y más desarrolladoras llegaron y construyeron mas de 2 mil viviendas, devastando cientos de hectáreas de selva, sin que la ex regidora dijera algo al respecto, porque simplemente los permisos y las licencias las otorgaba su jefa Mara Lezama, hubo escándalos de deforestación en zonas de manglar entre otras.


La zona norte registra las tasas más altas de pérdida de manglar en Quintana Roo, con picos de hasta 0.93 hectáreas por año, superando la media nacional de 0.4344, a causa de la deforestación, a pesar de que se trata de especies de flora protegidas por las normas ambientales y que deben ser vigilados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.


Según la organización DataMares, estos manglares brindan múltiples servicios ambientales a la población, entre los que destacan la captación de dióxido de carbono, la protección costera y el refugio para millones de peces de interés comercial.


Las cuatro especies que hay en Quintana Roo, conocidas como mangle negro, rojo, blanco y botoncillo, se encuentran protegidas por la Norma Oficial Mexicana 059-Semarnat-2010, por considerarse en peligro de extinción.


La ahora aludida en materia de turismo no hizo literalmente nada, paso de noche en ese rubro, pero algo aun peor si paso y fue que se guardó todo su silencio cómplice en el morral de la infamia que cargara todo el tiempo que dure en la política, porque algo que lacera el turismo en la entidad es la violencia generalizada y creciente producida por los grupos criminales, los carteles de la droga y hasta de algunos políticos, eso es lo que en realidad está matando al turismo y haciendo que las inversiones huyan del estado, de eso ni PIO dijo Anahí González, curiosamente aprobó el endeudamiento del municipio, también curiosa y casualmente se quedó callada ante los feminicidios y las matanzas que durante el tiempo que estuvo como regidora sucedieron, para acabar pronto Anahí González solo es un títere y un adorno de José Luis Pech, ya que no tiene ni criterio ni la capacidad de pensar políticamente por si sola ni de actuar en consecuencia.


Ante esto, Anahí González no hizo absolutamente nada, por dos razones simples, una porque no sabe nada de ecología y la segunda porque no se manda ni gobierna sola, ya que la instrucción de este títere de José Luis Pech, era tomar primero el partido y luego repartirse las candidaturas que les convengan o pudieran negociar y las demás tratar de venderlas tal y como justamente sucedió.


Habrá algunas despistadas que seguramente tacharan a este tunde teclas de machista, de racista, de violentar el género y demás cosas, a ellas solo puedo decirles que deberían de indagar más por sus candidatos y entender que la buena política y la gobernanza no se logra con apasionamientos insensatos ni fanatismos, la madurez política no se logra adulando a nadie ni defenestrando a los que piensan diferente, habrá también algunos fanáticos que dirán improperios y tropelías también, a esos solo puedo recomendarles ácido fólico, no tengo otra cosa que decirle a ese tipo de personas, sin embargo y como acostumbro a escribir bastante duro, sé que hay muchos lectores que entenderán que en esta ocasión el estado de Quintana Roo se acerca a un abismo muy peligroso.


Los trienios o sexenios anteriores sabíamos que la mayoría de los que llegaban a puestos de elección popular eran personas que solamente iban a robar, es decir contendían para robar, o que se perpetuaban para seguir robando, ahí está el vapuleado Hernán Villatoro, del PT o el asesino de la Torre Emerald en Cancún, Jorge González el niño verde, del Verde ecologista, ambos aliados de Anahí González por cierto ya que también compite por esos partidos.


Si, Anahí González tuviera principios o calidad moral ni si quiera hubiera aceptado la alianza con estos dos partidos representados por estos dos barbajanes, uno ratero a mas no poder y el segundo acusado de asesinar a Galina Chanev en su departamento de Cancún, la pregunta es ¿Dónde están o que dirán los pocos y pagados gatos de Anahí González que se desgarran las vestiduras defendiéndola?


Ahora bien, si en Cancún no hizo absolutamente nada, ¿Qué les hace pensar a los electores que hará algo bien por los municipios de Othón P. Blanco, Bacalar, Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos? ¿Sabe de su problemática, ya tiene un diagnóstico de ellos? ¿La conocen? ¿Los ha recorrido? ¿Sabe en verdad legislar como para representarlos en el congreso de la unión? Estas entre otras muchas interrogantes, pero las respuestas son obvias y a valores entendidos, y aclaro que en esta columna no se está sacando un juicio a priori de Anahí González, se están evaluando y poniendo en el tintero los hechos que la preceden.


Ni a MORENA ni a la ahora aludida candidata les importa el estado ni los municipios, como decía líneas arriba, antes ya sabíamos que nos iban a robar y que se iban a enriquecer, ahora tenemos muy por seguro que también nos van a robar pero que también van a destruir el estado y van a acabar con todo, ya sea por desconocimiento, por razones de odio, o porque simplemente nos les importa nada, y en ese sentido yo me pregunto ¿Qué les dirá Anahí González a los indígenas de Quintana Roo respecto a todos los fidecomisos del campo que desapareció su partido y de los cuales ellos eran beneficiarios? ¿Qué les va a decir a los investigadores de la desaparición del Fondo Sectorial de Investigación en Materia Agrícola, Pecuaria, Acuacultura, Agrobiotecnología y Recursos Fitogenéticos? Que les va a ofrecer a los comerciantes o pequeños empresarios, si desaparecieron también los apoyos en desarrollo social, Todos los 109 fideicomisos que se desaparecieron y ahora se usan para regalar el dinero en programas clientelares, aclaro CLIENTELARES NO SOCIALES, todos los desapareció MORENA bajo pretexto de que se robaban el dinero, pero nunca ofreció pruebas de ello.


Cuantas preguntas a esta párvula y advenediza de la política, tal vez José Luis Pech las responsa en algún momento, tal vez mueran en las urnas junto con su abnegada decisión de destruir todo lo que no les parece o gusta, vaya forma de lanzarse a una candidatura.


Fuente: Alfredo Griz.



Entradas Recientes

Ver todo