LOS VERDES; LOS NUEVOS DUEÑOS DE QUINTANA ROO. MARA LEZAMA SOLO UN TITERE DEL NIÑO VERDE.

Todo fue cocinado tras bambalinas; la operación política y electoral para perfilar el triunfo de Morena en las pasadas elecciones… la gubernatura de Quintana Roo.


Detrás de todo movimiento siempre estuvo la mano de Jorge Emilio González, quien en su alianza con Morena y con el presidente López Obrador y su 4T, logró meter como candidata a gobernadora a la ex alcaldesa de Benito Juárez, Mara Lezama, una ex locutora odiada por los #Cancunenses cuya trayectoria y ascenso está completamente ligada al tutelaje político del llamado "Niño Verde".


El líder nacional del PVEM, quien hizo desde hace varios años de Cancún su lugar de residencia y su centro de operaciones y negocios millonarios al amparo de la política, tejió toda una red de acuerdos, contubernios y alianzas políticas y de intereses para impulsar a su pupila y lograra volverla gobernadora, para contar con un segundo estado en manos de su partido, después del triunfo del cuestionado gobernador de San Luis Potosí, Ricardo Gallardo Carmona.


Jorge Emilio aprovechó muy bien la debilidad del gobernador Carlos Joaquín González y su ambigua militancia panista, para convencerlo de que no tenía un mejor candidato o candidata que la alcaldesa verde de Cancún, quien le garantizaría impunidad y cuidarle las espaldas al término de su mandato. Con el gobernador como aliado, "El Niño Verde" aprovechó su cercana relación con el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, a quién le cobró el "favor" que le hizo cuando, en los comicios de 2021, el PVEM no hizo alianza con Morena para la gubernatura de Campeche, a petición directa del dirigente priista que creía tener posibilidades de ganar su estado con su sobrino, Christian Castro, quien terminó en el tercer lugar de la elección.


Pero González Martínez de cualquier modo cobró el "favor" y le exigió a su amigo Alito que, en reciprocidad, ahora el PRI no fuera en alianza con el PAN y el PRD, con lo que le dejaba prácticamente libre el camino a Mara Lezama; el líder priista cumplió y rompió, sin explicaciones, la alianza "Va por México" en Quintana Roo. Luego, para terminar de asegurarse de que su candidata no tuviera obstáculos, Jorge Emilio junto con el gobernador Carlos Joaquín se unieron para evitar a toda costa que el PAN y el PRD postularan al empresario y actor Roberto Palazuelos como su candidato a la gubernatura y, con una operación política (y algunos dicen que también económica) Marko Cortés aceptó postular a una panista de muy reciente cuño, Laura Fernández, quien también recibió el apoyo del PRD y, para mayores señas, también es una de las creaciones políticas del Niño Verde.


Así, haciendo gala de las artes políticas (las malas y las peores) que aprendió en su carrera como mercenario de la política, Jorge Emilio González Martínez logró despejarle el camino para su candidata Mara Lezama postulada por Morena como parte de la pragmática alianza que tiene la 4T con el Partido Verde.


Aunque faltan 6 años para saber si los quintanarroenses tomaron la peor decisión en las urnas. Pero, todo apunta a que el "Niño Verde" va a consolidar no sólo su lucrativo y redituable liderazgo en un partido que lo mismo ayudó a los priistas más corruptos y cuestionados, que al inepto gobierno de Vicente Fox y ahora ayuda a López Obrador, sino además consolidará su cacicazgo político y económico en Quintana Roo, donde Jorge Emilio González ha desplazado a los Coldwells, a los Borge, a los González Canto y a otros cacicazgos para dejar de ser solo el dueño de Cancún, controlar también al resto del estado y volverse el nuevo dueño político de Quintana Roo. Claro que en la lógica de Jorge Emilio más poder, también significa más negocios y muchos más millones.


Fuente: Alex Sosa.


90 visualizaciones0 comentarios