NARCOS DE QUINTANA ROO LO LEVANTAN EN YUCATÁN Y LO EJECUTAN EN CANCÚN.

Se mantuvo en total sigilo el secuestro de, Jaime Chay, alias “Colado” fue capturado en Tizimín y lo hallaron sin vida al interior de una casa de seguridad en la colonia Álamos en Cancún.


Finalmente y tras no poder pagar los diez millones de pesos que pedían por su rescate la noche del sábado, ejecutaron ha conocido empresario inmobiliario yucateco, esto en una casa de seguridad ubicada en la avenida Fonatur.


Las ráfagas de metralleta cimbraron con su tableteo a los vecinos quienes viven ya temerosos de la inseguridad, el tiroteo duró unos minutos, en un operativo policial, que más que nada pareció una farsa obligatoria, dada la presión que las autoridades del vecino estado de Yucatán ejercieron para que el grupo antisecuestros de la policía ministerial de Quintana Roo, pudiera activarse y actuar.


La gente ya acostumbrada a los desmembrados y ejecuciones, se guareció en sus casas y algunos de los muchos comercios cerraron sus cortinas esperando que el tiroteo se diluyera en la suavidad silenciosa de la oscuridad.


Como para hacer que se trabaja y aminorar la desconfianza ciudadana, un numeroso contingente patrullas, circulaban por toda la zona, con sus torretas encendidas, ululando por las derruidas calles de Cancún.


Realizaron un operativo para supuestamente intentar en completo hermetismo rescatar al empresario yucateco, Jaime Chay Pérez, alias “Colado”, que el jueves pasado había sido secuestrado en el kilómetro 38 de la carretera Colonia Yucatán-El Cuyo, de Tizimín, del vecino estado de Yucatán.


En este operativo de la noche del sábado en Cancún, se detuvieron a dos de sus captores, pero el secuestrado, vendedor de bienes inmobiliarios en El Cuyo, ya había sido ejecutado, los familiares del ahora occiso se negaron desde el inicio a pagar el rescate de diez millones de pesos que exigían, según consta en la denuncia que interpusieron en la fiscalía bajo el número de expediente 72 /2021, folio 917.


El “levantón” de Jaime Chay Pérez, fue realizado el pasado jueves en Yucatán, y solamente habían encontraron a un costado de la carretera a su vehículo Aveo, color rojo, placas YXX-714-C, con manchas de sangre, las llaves tiradas abajo del carro.


El ahora occiso, alcanzó a llamar a un conocido para dar aviso, y este a su vez llamó al 911 y a la familia, de forma urgente se inició un operativo en esa parte del oriente de Yucatán, sin embargo no pudieron detener a los sicarios, pero sí pudieron obtener imágenes del vehículo a través de las cámaras del C5 que se encuentran instaladas en toda la entidad, dando aviso a la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo para pedir su colaboración.


Tras una breve balacera, al ingresar al inmueble de la avenida Fonatur, se pudo observar que la casa ahora asegurada contaba con muebles viejos que aparecen rotos y dispersos en su interior, quizá producto del intercambio de metralla, pues esto se desarrolló en el interior del inmueble.


Ahí se detuvo a dos de los autores materiales del secuestro y asesinato del “Colado”.


En base a las filtraciones policiales, se sabía que en el secuestro participaron seis personas: dos sicarios de Cancún, dos de Tizimín (dedicados a la doma de caballos) y dos vecinos de El Cuyo, estos últimos habrían servido como halcones y soplones, que proporcionaron los movimientos de la víctima.


Sin embargo, señalan que hay una persona más involucrada del sexo femenino que le apoda la “Chona”, quien tiene nexos con los grupos criminales de Cancún y quien supuestamente sería quien puso al empresario yucateco.


Jaime Chay Pérez, alias el “Colado” siempre presumía grandes cantidades de dinero para comprar de inmediato grandes propiedades, lo que lo hacía atractivo para el crimen organizado.


No se descarta posibles diferencias con grupos delictivos que lavan dinero en la compra de terrenos y que de algún modo pudieron sentirse defraudados por el empresario.


Fuente: Alfredo Griz.



89 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo