PEDRO ALI BABA DELBOUIS Y SUS 40 LADRONES, AYUNTAMIENTO DE COZUMEL EN MANOS DE LA MAFIA.

La mafia que labora en el ayuntamiento de Cozumel Q. Roo, es aberrante, contrabandistas en corrupción, habidos esbirros de otras administraciones hoy al acecho, y a la ultranza de su amo Pedro Joaquín Delbouis.

Al llegar al poder Pedro Joaquín Delbouis ha venido recomponiendo el tejido de mafiosos corruptos funcionarios de varios niveles, entre los que destaca Manuel Cota Becerra, exempleado del expresidente Fredy Marrufo Martín, que se desempeñó como oficial mayor del municipio en donde rodeados del entonces Ing. Miguel salsa como director de obras públicas, Ing. Ricardo Freire secretario técnico y Lic. Nancy Velázquez como lo que hoy repite subsecretaria de técnica; estos funcionarios que en otras administraciones ha sabido como desenvolverse primero para hacer que los recurso bajen, y luego pactar con la empresas para realizar licitaciones amañadas o declarar desiertas la licitaciones para tener la facilidad de realizar una adjudicación directa, para beneficiar a la empresa ganadora con el fin de que dicha empresa pague comisiones al presidente.

La mafia de funcionarios que bien aprendieron en otras administraciones como pactar con los empresarios corruptos, hoy son cobijados por el manto protector de Pedro Joaquín Delbouis, aliándose con ellos para cometer actos de corrupción a gran escala.


Mientras la pandemia corría de Asia al continente Americano, y la atención se centraba en dicho continente asiático, en Cozumel se mantenía con mucha discreción y secretismo, el mega fraude más grande cometido por la administración de Pedro Joaquín Delbouis, ya se había entregado la CONCESIÓN DE ALUMBRADO PÚBLICO, a la empresa Citelum, S. A. de C. V. con origen en la ciudad de Puebla; a la que le adjudicaron un contrato de más de 30 millones de pesos para darle mantenimiento a 3 mil distintos puntos de la ciudad, aún sobre precio del valor real de las lámparas en el mercado.

La compra de lámparas para que las ponga un particular (Citelum) y pagarle 30 millones de pesos, es un ROBO un ATRACO a los Cozumeleños, porque no es posible que Pedro Joaquín Delbouis compre lámparas a un sobre precio con la mentira de beneficiar a la población, porque para beneficiar a la población bien pudo haber comprado las lámparas a través de una licitación pública nacional, donde la invitación se hubiese centrado en fabricantes o mayoristas exclusivamente para que le surtieron dichas lámpara, con ello puedo adquirirlas a un precio muy por debajo del precio que el actual reportado.

Las lámparas Sub Urbanas más caras en el mercado con tecnología de LED, rondan los $7,419.97.00 pesos cada una que multiplicado por 3 mil da un total de $ 22 millones 259 mil 910 pesos, el valor de dichas lámparas se puede consultar en la página de un proveedor que realiza las ventas por internet a clientes finales, (https://www.masluz.mx/iluminacion-exterior/sub-urbanos)

Si esta empresa de comercio en línea, vende al precio de 7 mil peso dichas lámparas, ¿a cómo las adquiere con el fabricante? y posiblemente dicha empresa también tenga una política de venta por mayoreo con el cual el Presidente Pedro Joaquín Delbouis pudo conseguir un mejor precio, que sea de beneficio para Cozumel, y en vez de que sean solo 3 mil pudiera haber adquirido el doble de ellas.

En esta lógica el Presidente Pedro Joaquín Delbouis con la sola compra de ejemplo expuesto con antelación tiene un sobreprecio de $7 millones 740 mil 090 pesos; que pagarle a una empresa 7 millones para que las coloque, es una verdadero ROBO al pueblo cozumeleño, por que el municipio cuenta con personal capacitado en el área de servicios municipales, muchos son electricistas y que con la grúa del propio municipio dicho personal bien podría haber hecho el trabajo de alumbrado público y ahorrarse esos 7 millones que bien hacen falta en las arcas del ayuntamiento.

Por lo tanto la empresa Citelum debió adquirir dichas lámparas aún mejor precio, porque claro está que no es fabricante y si tiene la capacidad de importar, que es lo más lógico por ser una empresa de años dedica al área de alumbrado público, es muy seguro que dicha importación le haya salido a mitad de precio, esto quiere decir que la empresa debe estarse embolsado la nada menos despreciable cantidad de $18 millones de pesos y con un gasto de compra de $12 millones de pesos, y posiblemente el presidente municipal Pedro Joaquín Delbouis, por haberle dado a dicha empresa el contrato ganador, es muy posible que haya recibido un MOCHE verdaderamente fuerte, no menos de 5 millones de pesos.

LA PREGUNTA ES, ¿NO ERA MEJOR ADQUIRIRLAS DIRECTAMENTE A TRAVÉS DE UNA LICITACIÓN PÚBLICA NACIONAL Y QUE SERVICIOS MUNICIPALES LAS COLOCARAN?

¿CUÁL ES EL OBJETO DE CONTRATAR UNA EMPRESA QUE HACE LO MISMO QUE EL ÁREA DE SERVICIOS MUNICIPALES?.

POR LO MENOS DICHA ÁREA CUENTA CON GRÚA Y PERSONAL SUFICIENTE EN DOS TURNOS PARA REALIZAR DICHOS TRABAJOS, LA EVIDENCIA LA PODEMOS ENCONTRAR EN EL PROPIO SINDICATO DEL MUNICIPIO DONDE ESTÁN LOS QUE LABORAN EN DICHA DEPENDENCIA MUNICIPAL.

REZA EL VULGO QUE DE TAL PALO TAL ASTILLA, QUE NO HABRÁ HECHO SU PADRE PEDRO JOAQUÍN COLDWELL EN SU PASO POR LA SECRETARÍA DE ESTADO COMO SECRETARIO DE ENERGÍA Y MINAS DEL PAÍS, SALIÓ PINTITO EL TIGRE.

Los cabecillas de este atraco ya lo habían hecho con anterioridad, Manolo Cota Becerra y Nancy Velázquez, toda vez que dichos funcionarios ya habían realizado contratos anteriores con dicha empresa en la administración de Aurelio Joaquín y en la de Fredy Marruffo, estos funcionarios hoy por hoy son los más ávidos corruptos en la administración de Pedro Joaquín Delbouis, maestros de la estafa en conjunto de Juan Carlos Villanueva Oficial Mayor del Municipio; todo un clan al servicio del hampa político. Esto quiere decir que se están preparando con recursos públicos para el siguiente proceso electoral que se avecina en el 2021.

A esta administración no le importa el hambre y el deterioro económico, en el que viven hoy por hoy el pueblo de cozumel por la falta de trabajo, a causa de la pandemia, y en vez de buscar alternativas para ayudar a las familias cozumeleñas, Pedro Joaquín Delbouis aprueba nuevo reglamento que usará para recaudar más recurso en la implementación de los certificados de salud que serán obligatorio para el comercio y para el pueblo multas administrativas al que no las acate.


Fuente: Redacción.


1,884 vistas

Suscripcion a nuestras Edicion

© 2017 ASPECTOS WEB DESIGN