FALSEDAD E HIPOCRESÍA, AL PURO ESTILO MARYBEL VILLEGAS.

Cuando se pierde la proporción de las cosas, se olvidan agravios y el ego mezclado con malicia se imponen, se llega a desfiguros políticos como el que hoy nos receta en el desayuno la senadora Maribel Villegas, de Morena.


Hace unos días, Villegas Canché -que había enterrado provisionalmente el hacha de la guerra- reanudó sus embestidas contra nuestro gobernador quintanarroense Carlos Joaquín González, a quien acusó de manera injusta de invertir millones de pesos en atacarla en las redes sociales, a través de ‘bots’.


Hoy, la senadora que quiere ser de todo en Quintana Roo pasando por encima de todos, exhibe sin desparpajo en sus redes sociales una fotografía de ella con Carlos Joaquín y Eduardo Ramírez, líder del Senado mexicano, en “amena charla” según describe. Aunque en los hechos, sólo están los tres parados, posando para la cámara, y no hay evidencia de que antes o después haya habido esa charla tan “amigable”.


En su más reciente arremetida contra el mandatario, la política que ha transitado por todos los partidos políticos antes de aterrizar en Morena, señaló al gobernador de “parecerse cada día más” a su antecesor, Roberto Borge -que eso sí cala-, en alusión al uso de recursos públicos para atacar a sus contrincantes políticos.


Hoy las cosas parecen diferentes entre él y la colmilluda senadora que manda con esa foto en sus redes sociales un mensaje de secretos acuerdos, pero también de un “apretón” de pinza en el Senado a nuestro Gobernador Carlos Joaquín González.


Fotografía sin más explicaciones, pero con diversas interpretaciones a gusto y conveniencia de quienes la vean. Interesante sería saber cuál es la respuesta del mandatario a esa “charla amistosa” con su acérrima adversaria y el mandamás de la Cámara Alta, tan sonrientes y abrazados.


Fuente: JCDigital


Suscripcion a nuestras Edicion

© 2017 ASPECTOS WEB DESIGN