LUIS ALEGRE, DE LLEGAR A SER CANDIDATO A GOBERNADOR POR MORENA, SERIA EL MACEDONIO DEL CARIBE.

El diputado federal Luis Alegre de Morena y representante del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador en Quintana Roo para asuntos del Tren Maya, se indignó y encolerizó con su esposa, en presencia de su hija, cuando el abogado de ella le entrego la demanda de divorcio.


Esto motivó que la discusión subiera de tono entre los adultos. El legislador federal le dijo a su hija que su mamá los quería separar; los gritos se incrementaron y la esposa, pidió auxilio al 911 de la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo, elementos para atender este tipo de casos llegó al exclusivo fraccionamiento Campestre, en Cancún, donde se desarrollaron los hechos.


El diputado permitió la entrada de la policía y demás personal de auxilio a su domicilio y de acuerdo al reporte, pidió que se le diera el apoyo que había requerido su esposa, según su propia versión. El asunto no terminó en la denuncia penal por violencia familiar ante la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo, sino que él ha buscado desacreditar el dicho de su esposa, quien tiene las nacionalidades estadounidense y guatemalteca, al decir que la mujer padece estados de depresión y que dejó de tomar los medicamentos.


En Quintana Roo, a más de un servidor público que cuando las esposas u otras mujeres los acusan de violencia, ellos se defienden de inmediato y las tachan de estar locas. Desde luego que la impunidad ha prevalecido en estos casos.


En un comunicado difundido a través de su cuenta de Twitter, apela a que el asunto quede en el ámbito privado, por el bien de su familia. Lo cual está en lo correcto para no re victimizarla, pero esta protección para su esposa e hijos no puede beneficiarlo a él, quien busca evadir su responsabilidad, porque sus conductas violentas contra sus parejas son públicas en Quintana Roo.


Se recuerdan aun las historias de violencia con su ex esposa, una de las hermanas gemelas Ivonne e Ivette del mundo del espectáculo, con quien estuvo casado cinco años.


Sin duda se trata de un hombre violento contra las mujeres, quien se ha servido de la influencia política de su padre, y que ahora será por tres años más diputado federal, porque fue de las diez personas privilegiadas de la Tercera Circunscripción Federal que palomeó el presidente de la República, porque a partir del lugar 11, las personas candidatas tuvieron que participar en una tómbola. Luis Alegre ya tenía su lugar reservado.


Es un hombre con perfil agresor de mujeres que quiere ser gobernador de Quintana Roo, así como lo quiere ser Félix Salgado Macedonio por Guerrero, éste sería el Macedonio del Caribe.


Solicitamos que sobre este hecho se pronuncien las Diputadas y senadoras de Quintana Roo Mildred Ávila, Carmen Patricia Palma Olvera y Maribel Villegas Canché pues no queremos a ningún agresor en el poder. Carol Arriaga, Malú Micher y Wendy Briceño Zuloaga Colectiva Nacional Feminista "Ningún agresor en el poder.”


Fuente: Gamma Press.




123 vistas0 comentarios