*¡LUZ BLANCA POR BASURA!*

*El presidente municipal de Othón P. Blanco, Otoniel Segovia Martínez, sustituye miles de lámparas Leds blancas por amarillas de medio uso o recicladas que desechó el ayuntamiento de Benito Juárez y que hoy se ponen en Chetumal


*Convierte a la capital del Estado en un “pueblo”, aún más pobre, al realizar un posible fraude con las luminarias, debido a que existe una bolsa autorizada de 20 millones de pesos para rehabilitación de lámparas Leds


*La administración de Otoniel Segovia Martínez ha sido, por desgracia, una llena de vicios que no respeta la ley, ni sus propios reglamentos, y que actúa de acuerdo a sus deseos y caprichos sin garantizar ningún estado de derecho


Si la inseguridad en las colonias y fraccionamientos de la capital del Estado, Chetumal, son insuficientes, malas, pésimas o como cada ciudadano la quiera calificar, con las acciones que realiza hoy día la administración de Otoniel Segovia Martínez… Serán peor.


Lo anterior se desprende por las malas decisiones que toma el Presidente Municipal, quien ahora no solamente atrasa el desarrollo y crecimiento político, social y económico del municipio de Othón P. Blanco, con el secuestro de la obra pública, sino que además al no invertir el dinero destinado para diferentes rubros.


Ahora decidió cambiar la luz blanca por basura. El presidente municipal de Othón P. Blanco, Otoniel Segovia Martínez, sustituye miles –desde hace un par de meses- de lámparas Leds blancas por amarillas de medio uso, recicladas o cascajos que desechó el ayuntamiento de Benito Juárez, en manos de la morenista María Elena Hermelinda Lezama Espinosa, y que hoy se ponen en Chetumal.


Es vergonzoso observar como la ciudad cada día queda más a merced de la delincuencia. Las calles lucen oscuras o sin vista. Existen lámparas blancas, amarillas y otras que están todavía colocando en los postes que, literalmente, están podridas.


Otoniel Segovia Martínez ha convertido a la capital del Estado en un “pueblo”, aún más pobre, al realizar un posible fraude con las luminarias, debido a que existe una bolsa autorizada de 20 millones de pesos para la rehabilitación de las lámparas Leds.


La administración de Otoniel Segovia Martínez ha sido, por desgracia, una llena de vicios que no respeta la ley, ni sus propios reglamentos, y que actúa de acuerdo a sus deseos y caprichos sin garantizar ningún estado de derecho.

Sin embargo, existen las pruebas suficientes para pensar en ello (fraude), debido a que el trabajo ya se está realizando, mal, pero se está haciendo y que puede ser comprobable fiscal, económica y laboralmente.

Como por ejemplo la licitación pública No. IO-OPB-005-2020 en la cual se trabajará en el alumbrado público en la Av. Magisterial entre Insurgentes y Tela de Chetumal, donde hoy existe lámparas que fueron regaladas por el ayuntamiento de Benito Juárez.


Licitación pública No. IO-OPB-006-2020 para la construcción de alumbrado público en la Av. Juan de Dios Peza entre Isaac Medina (Jacaranda) y Bernabé Manrique, de Chetumal.


Licitación pública No. IO-OPB-007-2020 para construcción de alumbrado público con panel solar en la Av. Calzada Veracruz entre Insurgentes e Ignacio Altamirano, de Chetumal.


Y así podemos seguir enumerando las decenas de colonias que están integradas en un plan de trabajo que ha quedado totalmente sustituido por cascajo, basura que se han convertido en lámparas que ni alumbran, ni proporcionan seguridad, pero sí un posible desvío de recursos públicos más.


Fuente: Deep Web.



11 vistas0 comentarios

Suscripcion a nuestras Edicion

© 2017 ASPECTOS WEB DESIGN