”MAPACHES ELECTORALES” TRAICIONARON A LAURA BERISTAIN POR TEMOR A SER CASTIGADOS.

No le bastaron los más de 7 mil 500 millones de pesos de presupuesto que ha recibido en tres años para convencer a los solidarenses, ahora reclama fraude sin sustento


Mientras ella anda cómo alma en pena en la Ciudad de México, en Solidaridad se acrecientan las 4 crisis paralelas: inseguridad, corrupción, desempleo y extorsión oficializada desde el municipio


Lo que no se da cuenta la alcaldesa derrotada es que está provocando que sus líderes nacionales lancen escupitajos contra los electores de Solidaridad que ya no la quieren por su mal gobierno


Si bien fueron capturados “infraganti” al menos 8 mapaches electorales al servicio de Laura Burristain, faltaron más de 40 que sí lograron dispersar millonarias cantidades de dinero para comprar las voluntades de cientos de personas.


Así es, más de 40 compradores de votos contratados por los Burristain operaron con éxito durante las elecciones del pasado domingo 6 de junio.


Al menos eso es lo que le dijeron a la alcaldesa que está más preocupada por lloriquear un triunfo que jamás obtendrá que por los requerimientos del municipio.


Por el contrario, los “mapaches electorales” de Laura Beristain le dieron una cucharada de su propio chocolate. La engañaron que dispersaron millonarias cantidades de dinero en la compra de votos a su favor de la coalición “Juntos Haremos Historial”.


Por eso ella quiere rascar en las urnas lo que los mapaches electorales saben que no hay.


Según los mapaches berastienistas le dijeron a su jeja que entre todos lograron 28 mil votos, pero lo cierto es que no fue así pues optaron por frenar la operación ante el temor de ser sorprendidos por las autoridades federales cometiendo delitos electorales.


Sin embargo, optaron por quedarse con el dinero y se reportaron con la clave “LBN adelante, misión cumplida”.


Ante ese engaño, la alcaldesa se lanzó a penar cuál “llorona por sus hijos” en la Ciudad de México fomentando la guerra de descalificaciones contra el órgano electoral y Nuestro gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, quien ha sido reconocido por el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, como un demócrata que no mete las manos en los procesos electorales del estado.


Los traicioneros y mentirosos “mapaches electorales” de Laura Beristain, algunos de ellos policías municipales comandados por Jorge Robles, encargado del despacho de la Secretaria de Seguridad Pública, son lo que mantienen una falsa chispa de esperanza que mantiene en la Ciudad de México provocando la guerra de escupitajos contra los electores de Solidaridad.


Lo más lamentable es que si Laura Beristain Navarrete no pudo convencer a un electorado con más de 7 mil 500 millones de pesos de presupuesto de ingresos en tres años para mejorar las obras y servicios, menos podrá convencer a quienes no saben qué en Solidaridad se viven cuatro crisis paralelas: inseguridad, ingobernabilidad, corrupción galopante y extorsión oficializada desde las dependencias municipales.


Es más, la alcaldesa derrotada no tiene siquiera el valor para mirar a los solidarenses para exponer su mal gobierno y su fracaso electoral.


Cómo dice el popular dicho que “te compra quien no te conoce”, y eso es lo que está vendiendo en la Ciudad de México. Vende espejitos a sus líderes nacionales, que vergüenza.


Fuente: Alejandro Vargas.