TARDE PERO SEGURO. LA GRAN PERDEDORA.

Todo mundo espera con ansias que llegue el viernes, existe hasta una frase muy conocida “hasta el cuerpo lo sabe”. Este pasado viernes fue su Waterloo para la aún Senadora Marybel Villegas, pasaban las horas y ella esperaba la llamen para ponerle la corona de la Jugocopo, listo su peinado, su vestido, sus tacones, su maquillaje, es más hasta su querido consorte tenia puesta su guayabera de Tekit para acompañarla al salón donde sería investida..


Las redes publicaban varios barre pies, ¿que si fulano?, que se le caía el liderazgo?, que si había dentro de la bancada de Morena un “complot”?, que el acuerdo de Bucareli se esfumaba y no se respetaría? Que su relación con Monreal no era grata a los ojos del Marismo? Todo un bufete de malas noticias para los castos oídos de Marybel, empieza a ganarle la depresión al ver que las horas transcurrían y las noticias daban a conocer cosas no agradables y menos favorables..


Caminaba en círculos, sus uñas ya desaparecían y no entendía razones, su cerebro la taladraba con la pregunta, Porque a mí? Porque ahora? Cuál es mi pecado?. Entonces como último recurso amaga con no asistir a tomar protesta y mejor se regresa al Senado, anuncia una rueda de prensa a las diez de la mañana ya que la cita para la instalación del nuevo Congreso era a las 11, había que adelantarse y apoyarse en una de las máximas de la política “la capacidad del primer golpe”.


Solo que su suerte ya estaba echada, su destino cambió de rumbo y en lugar de ser Reyna, sería Plebeya cosa que no le gustó, aspiraba a ser la Cenicienta del Congreso pero sin pasar los episodios de afanadora y servidumbre. Todos la dejaron sola, los Morenistas responden a los intereses de Mara, de las Presidentas Municipales quienes aportaron “esfuerzo y apoyo”, para que triunfen sus pupilas..


Diezmada, golpeada, su peinado se desplomó ya caía de un lado, su vestido traía rastros de café, andaba solo con un tacón y su ánimo estaba por los suelos. Se dio cuenta de su realidad, nunca tuvo ejército, nunca tuvo soldados ya que nunca aprendió a jugar en equipo. Siempre se sintió una Superstar y cuando requería avanzar a la toma del Congreso solo su cónyuge estaba a su lado, rememorando a Don Quijote y a su inseparable Sancho…


Circulo un Twitter donde decía que no tomaría protesta como diputada ya que había recibido una invitación para integrarse al gabinete, una salida digna para sus propios y personales intereses. Vemos con tristeza que el Yo, es una práctica recurrente y que enferma a políticos de todos los Partidos.


Sería más recomendable retornar al Senado y así el estado recuperaría ese escaño que se ha perdido por sus caprichos. La bajaron sin la deferencia acostumbrada, ella ha dicho que la invitaron pero del lado de Mara hay mutis y silencio. Sus desplantes, su carácter, su proclividad a las cámaras, micrófonos y a demostrar que pertenece al team de boxeo de Sir Pepe Gómez han quedado al descubierto..


Pronto, muy pronto en cuestión de hora se sabrá el precio de su trueque. Tanto que se pelea un espacio para despreciarlo, para verlo como algo sin importancia. Siente que vale más como la aguda frase de Luis XIV “el estado soy yo”.


Ojalá los nuevos legisladores prevean estas lagunas legales y las corrijan, ella todavía es Senadora y también es diputada Electa, entonces no se pueden comer dos tortas al mismo tiempo. Este estado ya no puede ni debe ser laboratorio de experimentos menos festejar a quienes no se lo merecen..


La que traiciona una vez traiciona dos veces…


La Ixtup


Cero y van dos, en cuestión de horas el Congreso Local sufre su segunda baja, la diputada del MAS, Diana Laura Nava Zendejas, quien llegó por la vía plurinominal, es decir sin pasar por el escrutinio popular, sin caminar ninguna calle, sin pedir ningún voto, solicitará el día de hoy licencia a su cargo.


Nadie la conoce, nadie sabe quién es, les diré es sola y únicamente la esposa del líder del MAS, José Antonio Monroy quien al contagiarse de nepotismo la puso en el número 1de la lista de plurinominales y el en el número 2. Ahora se convierte en Juanita para darle paso a su consorte. Esta es la oposición que le hará frente a Morena y sus aliados..


Como Rosita Alvirez ni tres días duró. Agradecidos deberían estar con Nivardo Mena, ya que solo por el consiguieron la diputación y el oxígeno para que sobreviva esa caricatura de Partido..


Mejor seguiré caminando y cantando “se que piensas marcharte ya lo sé y no te detendré, haz lo que tú quieras. Sin embargo recuerda que yo estaré aquí en el mismo lugar y sí solo tienes ganas de hablar, con gusto escucharé “…


2 visualizaciones0 comentarios