VÍCTOR FLORES, INCONDICIONAL DE LA MAFIA RUMANA Y VENEZOLANA, UNA VERGÜENZA PARA EL PERIODISMO.

No nos cabe la menor duda que los medios de comunicación digital, son hoy en día una fuente de ingresos para muchos comunicadores independientes, sin embargo existen algunos que van más allá de la originalidad, de su esencia como profesión, de la vocación, de informar verazmente y sin ningún interés más que el mantener informada a la sociedad, me refiero a las popularmente conocidas como “medios chayoteros”, dirigidos por “comunicadores” con el único fin de generar dinero, a como dé lugar, vendiéndose al mejor postor, sin importarle en lo más mínimo, una de las bases más respetables del periodismo, la ética profesional.


Uno de estos medios de comunicación en Quintana Roo, es una página de Facebook denominada Sin Reservas dirigida por el “supuesto” periodista tabasqueño Víctor Flores, de quien se sabe trae un largo historial de chayotero a mas no poder en nuestro estado, pero no crea que solo se vende con los gobiernos o empresas privadas, sino con delincuentes de primer nivel, a los que les sirve incondicionalmente, a cambio de jugosas cantidades de dinero que son depositadas en su cuenta bancaria mensualmente.


Actualmente tiene dos clientes que engrosan su cartera, pero devalúan su persona, algo que para él, no tiene la menor importancia, pues su objetivo es uno, el dinero.


La mafia rumana y la mafia venezolana, son dos de sus principales clientes, por medio de su página se encarga de defenderlos y al mismo tiempo atacar a sus rivales, jactándose de ser “protegido” por estas mafias, mientras se pasea y disfruta las mieles del dinero por todo el mundo.


El defender a la mafia rumana, lo hace ser parte de ella, actualmente fuentes confiables confirmaron que está siendo investigado como integrante de esa mafia por la UIF, y lo más lógico es que termine pagando con cárcel o con su vida, el estar “jugando” al defensor de delincuentes.


Solo basta entrar a su página y ver todas las notas donde se la pasa alabando y defendiendo tanto al reconocido delincuente Jorge Luis Brizuela Guevara “el venezolano” y, a Florian Tudor, señalado como líder de la mafia rumana.


El venezolano, polémico y prepotente personaje, desde que llego a Quintana Roo se ha caracterizado por sus actos principalmente de extorsión, estafas, amenazas y su prepotencia sin límite, así como la “compra” de conciencias chayoteras, como la del tabasqueño Víctor Flores.


La nueva víctima del “venezolano” fue el empresario Jorge Marzuca, a quien estafo con miles de pesos, viéndose obligado este, a interponer denuncias ante la Fiscalía del Estado por amenazas de muerte, extorsión, estafa y lo que resulte.


Trascendió que el conocido delincuente Brizuela Guevara “el venezolano” de alguna manera engatuso a Jorge Marzuca para que invirtiera en un negocio junto con él, negocio que al final de cuentas, el Venezolano se quedó con toda la inversión y cuando Jorge Marzuca le pidió cuentas, este lo amenazó de muerte, tal y como es su modus operandi, pues no es la primera ocasión que utiliza este método, muy al estilo de integrantes del crimen organizado.


Dada las amenazas de muerte y el negro historial delictivo de Jorge Luis Brizuela, Jorge Marzuca se vio en la necesidad de enviar a todos sus conocidos, las amenazas que recibió por parte el Venezolano, por medio del whatsapp apenas este martes 23 de febrero del año en curso, en ellas se puede leer como el delincuente Brizuela Guevara, le pide a Jorge Marzuca deje de enviar mails, donde expone el fraude del que fue víctima, a continuación el texto íntegro con puntos y comas, y por supuesto con todas sus faltas de ortografía.


“Te lo juro por la vida de mis dos hijos, hijo de la verga, te vas acordar todo el resto de tu vida, con todo lo que tengo, si sigues mandando mails, tú y Omar, no quieres firmar el acuerdo, no hay pagos, me importa mi vida lo que sea, pero a mí no me vez la cara de pendejo, vamos a ver de cómo nos toca, estoy dispuesto a llegar a todas las consecuencias, y lo que tengo ni te imaginas, dale, dale, hagámoslo, acaba de morir mi padre, solo me queda mi madre porque mis hijos ya los que de México así que buscarle 5 patas al gato y veamos que resulta”.


Este delincuente de primer nivel y “jefe” directo de Víctor Flores, en sus inicios y recién llegado a México por cierto huyendo de Miami donde enfrentaba denuncias por fraude, Jorge Luis Brizuela Guevara perteneció a una red muy bien organizada en la cdmx. De México de clonadores y estafadores que usaban principalmente tarjetas American Express Corporativas "clonadas", para pagar viajes y hoteles de lujo, de ahí su relación con la mafia rumana, fue el mismo venezolano quien introdujo esta mafia a Quintana Roo, involucrando a varios políticos de este estado.


Brizuela Guevara en Quintana Roo comenzó su “inversión” como empresario, rentando un salón de eventos de clase privada en el Rancho “La Esperanza” ubicado en el municipio de Bonfil, donde se llevaban a cabo eventos sociales principalmente del cártel de Sinaloa que sería posteriormente llamado Cartel de Cancún, siendo socio y amigo de Clemente Soto, jefe de plaza por años en Quintana Roo, socio de Joaquín "el Chapo" Guzmán y el "Azul" Esparragoza.


Desde entonces utilizando capital proveniente del cartel de Sinaloa, se dedicó a lavar dinero comprando acciones del grupo hotelero Sunset, luego fundó empresas turísticas de transportación marítima con una flota de barcos para renta, y su propia agencia de renta de autos, también fungió como “prestanombres” de Arturo Marcelin, tras poner en operación un taller mecánico en la zona industrial de Cancún.


En el 2018 Jorge Luis Brizuela fue la principal línea de investigación tras la explosión de uno de los barcos Caribe.


En el historial delictivo de Jorge Luis Brizuela Guevara en Quintana Roo también está el vergonzoso acto de prepotencia protagonizado con sus escoltas, en el club de Golf “El Coyote” que se encuentra en el hotel Gran Coral Riviera Maya, donde después de amenazar al gerente, se fue sin pagar no sin antes gritar “no saben con quien se estás metiendo”, también ha sido acusado de agredir físicamente a un periodista y darle un “levantón” a otro.


El Venezolano Jorge Luis Brizuela Guevara, así como Florian Tudor, utilizan los servicios del tabasqueño Víctor Flores, quien encontró en Quintana Roo su modo de vida enriquecida, luego de llegar de su natal estado, donde fracaso como padre de familia al descubrir la traición de su esposa quien le confeso que su hija no era biológicamente de él, en sus inicios en Quintana Roo, sobrevivió con “servicios sexuales” principalmente a homosexuales, hasta que finalmente encontró su minita de oro dentro del periodismo chayotero, aliándose con delincuentes, mafias y carteles, para los cuales trabaja incondicionalmente, avergonzando al medio periodístico de este estado, pero sobre todo, pisoteando sin escrúpulos, la noble profesión del periodista.


Fuente Responsable de la Nota: El Piratita del Caribe Yuc.



Suscripcion a nuestras Edicion

© 2017 ASPECTOS WEB DESIGN